Skip to main content

Respuesta a una nota "violenta" del diario El País

Me han sorprendido las violentas declaraciones del monsieur Morisset en el diario El País de hoy [Marzo 16, 2014], referidas a mi decisión de no participar en el Salon du Livre.

Published onOct 06, 2020
Respuesta a una nota "violenta" del diario El País

Me han sorprendido las violentas declaraciones del monsieur Morisset en el diario El País de hoy1, referidas a mi decisión de no participar en el Salon du Livre.

No conozco a monsieur Morisset y desde luego él tampoco me conoce a mí, de lo contrario no me aconsejaría -con suficiencia paternalista- que puedo ir a Paris a criticar a “los Kirchner”. Me imagino que su arduo trabajo como funcionario del Salón le impide saber de qué habla cuando se refiere a los escritores invitados.

De entrada, acordé con mi editor francés que ellos se harían cargo de los gastos de mi traslado y hospedaje y le comuniqué esto en setiembre 2013 a los amigos encargados de organizar la delegación argentina. A los funcionarios franceses jamás les pedí nada ni siquiera hablé con ellos sobre el Salón, y debe ser por eso –y por mi pretensión de viajar por mi cuenta- que el funcionario me acusa de deshonesto.

En cuanto a mis exigencias de artista de rock, -no sé cómo serán los rockeros en Francia- lo único que pedí a los que estaban a cargo del programa del Salón en Buenos Aires fue que se hiciera también un homenaje a Juan José Saer y no sólo a Julio Cortázar, aparte de plantear que no deseaba participar en mesas redondas, (tampoco en la Argentina participo ya en mesas redondas}.

Me parece que monsieur Morisset se ha tomado en serio la idea de que la literatura argentina se divide en K y anti K, y no sabe que la mayoría de nosotros –viajen o no a Paris- pensamos a nuestra literatura actual de otra manera y con otros criterios. No se me ocurriría preguntarle a Le Clezio por quién vota en las elecciones para juzgar luego sus posiciones o su obra. No me parece que las posiciones políticas hayan sido el criterio por el que se designó al grupo de escritores argentinos invitados y en mi caso decidí no viajar cuando los funcionarios franceses dijeron que no iban a permitir que yo realizara un Salon B (!) por el sólo hecho de que había decidido viajar por mi cuenta. Como no entiendo esa lógica, a mediados de febrero, suspendí el viaje y comuniqué la decisión a mi editor y a los encargados argentinos del Salón.

Se trata de una posición personal de política literaria, que es, a mi modo de ver, la única consideración pertinente en casos como éste.

1 MORA, Miguel. Controversia argentina en París, El País, Madrid, Marzo 16, 2014.

Comments
0
comment
No comments here
Why not start the discussion?